CLAUSTRO de la CATEDRAL de TUDELA



El taller que trabajó en el claustro comenzó a realizarlo hacia el año 1180 en la galería norte, siguió por la este, sur y finalmente concluyó en la oeste. Presenta características formales que se enmarcan dentro de la escultura del románico tardío hispano, que tiene su manifestación más destacada en el Pórtico de la Gloria de Santiago de Compostela.
Su extraordinaria calidad escultórica estaba sufriendo un deterioro progresivo que, según todos los especialistas, iba a ser de muy difícil solución, si no imposible. Se trataba de un extraño mal en el que intervenía la humedad, la calidad de la piedra "campanil", en la que está trabajado, y las sales de magnesio. Éstas aumentaron tras la restauración que se efectuó en 1950 en la que utilizaron mortero con estas sales. No obstante, en Marzo del 2015 se reabrieron las puertas tras concluir una nueva restauración efectuada durante dos años consistente en la reparación de las cubiertas con el fin de evitar las filtraciones de agua y la limpieza y consolidación de los capiteles.
La piedra que se partía en pedazos y se caía desapareciendo los relieves esculpidos, como vamos a ver en los diferentes capiteles cubiertos con una red cuyo único fin era el de recoger los trozos de piedra que se desprendía de ellos, ha sido resuelto.
Próximamente trataré de sustituir las imágenes que vamos a ver por las actuales una vez restaurado.
El mensaje esculpido en las cuatro pandas es el siguiente: en la Norte, infancia y vida pública de Jesucristo; en la Este, Pasión, muerte y resurrección, apariciones  y ascensión de Jesucristo; Sur, muerte de la Virgen y martirios de santos; y en la Oeste, decorativos y simbólicos.

Expreso mi agradecimiento a Amaya Zardoya por facilitarme el trabajo  de identificar el contenido de cada capitel y a Javier García Ullate por cederme las fotografías que faltaban en mi archivo para completar todos los capiteles del claustro.

Las fotografías de este trabajo se efectuaron antes de la restauración como he dicho. En marzo del 2015 se finalizó la intervención que había tenido un presupuesto global de 1,2 millones de euros y ha permitido, entre otras actuaciones, la limpieza y consolidación de los capiteles de las columnas, que datan de finales del siglo XII.



 

Copyright © A. Ortega 2.001-2018